¿Cómo ser un mejor baterista, qué se necesita?: 7 consejos técnicos a trabajar para lograrlo.

¿Qué se necesita para ser un excelente baterista?.

En el artículo de “Lo necesario para aprender a tocar la batería” te mostré 5 cosas simples de adquirir con las que puedes comenzar en este fantástico mundo.  Pero esos 5 productos que te enseñé son sólo las herramientas necesarias. A partir de ahí lo que viene es una cantidad inmensa y a la vez satisfactoria de trabajo arduo y constante.

Portada del artículo de como ser un mejor baterista, 7 consejos técnicos.

Claro está que eres consciente de que ahora toca poner a las labores, pero surge el problema y la duda de “¿y ahora qué sigue, qué hago, por dónde comienzo?.  Por eso mismo me nació la idea de ayudarte un poco a guiarte para aprendas como ser un mejor baterista completo. Para ello se deben abarcar varias áreas y trabajar en ellas de manera balanceada, o sea que no se te quede ninguna por fuera.

Por todo esto, aquí tienes 7 consejos para ser un buen baterista los cuales debes trabajar con disciplina.

Vamos por ello:

Para muchos la velocidad es lo más divertido, y tienen su cuota de razón, aunque esta es sólo una parte de muchas técnicas necesarias para ser un buen baterista.

Las principales técnicas son:

Calentamiento

Ser baterista es una actividad física y como la mayor parte de las actividades de esta clase, es esencial calentar los músculos y hacer que las extremidades trabajen en coordinación.

Así sea para ensayar o bien actuar en el escenario, siempre y en todo momento debes de añadir por lo menos de 5 a 15 minutos de ejercicios de calentamiento antes de la rutina.

Los ejercicios de calentamiento pueden progresar en complejidad y es vital seleccionarlos de manera que sean apropiados para su nivel de habilidad, puesto que calentar está orientado para la coordinación simple y la construcción de su confianza tras el instrumento musical. No elijas algo que te desmotive desde el inicio.

Esencial, lo mejor es siempre emplear un metrónomo cuando calientes, para rebustecer el mantenimiento del tiempo, aparte de poner a tono, los músculos, los ligamentos, el cuerpo y la mente.

Control

Dominar las baquetas es vital para todo baterista. El “Stick control” consiste en el arte de dominar la técnica y realizar los ejercicios y rudimentos de manera eficiente.

El control consiste en hacer ejercicios que te llevan a dominar los diferentes elementos de la percusión. Entre ellos está en dominar la lectura (solfeo) de las diferentes notas, los acentos, las combinaciones y forjar la independencia.

La principal referencia para practicar y reforzar el control es el libro de George L. Stone, “Stick Control: For the Snare Drummer”. Este libro está catalogado como una biblia para todo baterista.

Precisión

La precisión consiste en dar los golpes en el momento justo. Que las notas suenen parejas y ajustadas en el tiempo.

Cada golpe debe sonar coordinado. Cuando se toque un ritmo, que el golpe del hi-hat junto al bombo o la tarola se realicen en el mismo instante. Una milésima de diferencia, hará que el ritmo pierda fuerza y “Groove”.

Por ello es tan importante practicar con e metrónomo, siempre.

Volumen

La música consiste en intensidades y puntos fuertes y bajos.

Hay momentos en los que se debe explotar toda la energía y otros (la mayoría) en los que se le debe dar protagonismo al cantante y a los demás instrumentos.

Practicar el volumen es imprescindible no sólo para que la música suene bien, sino también para mantener la concentración y aprender a manejar mejor las otras técnicas.

Velocidad

No sólo se trata de aprender a tocar muy rápido, se trata también de aprender a tocar lento. Dominar ambas es igual de complicado y las dos se deben practicar.

La mayor parte de estudiantes de batería desean saber cómo tocar más veloz pero es vital manejar todas las velocidades.

De la misma manera que las otras técnicas que se han tocado en este artículo, transformarse en un baterista rápido no sucede de un día para otro. Es esencial practicar una técnica adecuada, puesto que hay muchas técnicas incorrectas que minan tu velocidad.

Desarrollar una buena técnica es posible pero requiere tiempo y mucha práctica.

Tip para practicar velocidad en la batería: Emplear baquetas más pesadas para la práctica.

Cuando practiques, emplea bolillos más pesados que tus baquetas normales. De este modo cuando estés ejecutando algún ritmo, sientas más ligeras las baquetas.

Práctica trazos fáciles, golpes dobles y demás ejercicios de forma gradual, incrementando la velocidad poquito a poco, usando siempre y fielmente el metrónomo.

Independencia y coordinación

Hay veces en que nos hemos quedado pegados practicando algún patrón, ensayamos ritmos y nos vemos bloqueados, de forma que es prácticamente imposible desarrollarlos de manera fluida. Todo esto se debe la carencia de coordinación en nuestras manos pies y desde luego nuestra psique.

Practicar los rudimentos, la precisión y el control ayudan a fortalecer esta parte.

También existen ejercicios exclusivos y libros para desarrollar una independencia capaz de convertirte en un baterista muy dinámico y creativo. Desde luego que un profesor ayuda mucho a esto.

También existe una cantidad incontable de videos para practicar.

Para iniciar te presento un video básico de coordinación e independencia. Es muy bueno para iniciar, aunque desde luego, debes explorar más en el tema.

Pies (bombo y Hi-hat)

Desarrollar habilidades con el  bombo y el pie del hi-hat, merecen un artículo completo.

El uso de los pies se debe incluir en las técnicas anteriores, ya que forman parte de todo el conjunto (manos y pies).

Practicar ejercicios para coordinar y que suene muy preciso los golpes hechos con las manos junto al bombo, desarrollar independencia del pedal del hi-hat y unir estos a todo el conjunto; es imprescindible para ser un buen baterista.

También es importante controlar la fuerza y firmeza con la que se patea el pedal de bombo y la habilidad para agregar matices al hi-hat.

2. Rudimentos y lectura

Los rudimentos son uno de los aspectos más valiosos de la batería y la percusión en general. Son los componentes primordiales de cada ritmo, patrón, relleno y solo.

Sin importar lo más mínimo el nivel y la habilidad con la batería, practicar los rudimentos es una necesidad de primera. Aun si se es muy avanzado, siempre y en toda circunstancia se deben practicar los rudimentos.

Existen más o menos cuarenta rudimentos, unos simples y otros bastante difíciles. De todos esos por lo menos cinco son esenciales y también imprescindibles, son la base. Esos cinco rudimentos esenciales son: el golpe simple, el golpe doble, el “flam”, el famoso paradiddle y el doble paradiddle.

¿Qué son exactamente los rudimentos?

Es posible que no estés familiarizado con este término, no obstante es un término que conoces, sólo que no lo has escuchado por ese nombre. Un rudimento sencillamente es un patrón pegajoso (una serie de golpes que se repiten).

Un patrón o bien un ritmo se compone de múltiples rudimentos mezclados. La mayor parte son muy sencillos de practicar, aqunque también hay otros que son más complejos.

Cuando tienes practica con ellos y veas a alguien tocar o bien seas tú el que estás haciendo, debes poner atención sobre cuáles rudimentos se están usando.
Los rudimentos son esenciales en la percusión y han de ser practicados para progresar el control, la velocidad y también la independencia. Practica uno o varios de ellos cada día, sin darte cuenta mejorarás y serás cada vez un mejor baterista.

Los 40 rudimentos de batería.

  1. Single Stroke Roll
  2. Single Stroke Four
  3. Single Stroke Seven
  4. Double Stroke Roll
  5. Five Stroke Roll
  6. Six Stroke Roll
  7. Seven Stroke Roll
  8. Nine Stroke Roll
  9. Ten Stroke Roll
  10. Eleven Stroke Roll
  11. Thirteen Stroke Roll
  12. Fifteen Stroke Roll
  13. Seventeen Stroke Roll
  14. Single Paradiddle
  15. Double Paradiddle
  16. Triple Paradiddle
  17. Paradiddle-Diddle
  18. Flam Stroke
  19. Flam Accent
  20. Flam Tap
  21. Flamacue
  22. Flam Paradiddle
  23. Single Flammed Mill
  24. Flam Paradiddle-Diddle
  25. Pataflafla
  26. Swiss Army Triplet
  27. Inverted Flam Tap
  28. Flam Drag
  29. Drag Ruff
  30. Single Drag Tap
  31. Double Drag Tap
  32. Single Dragadiddle
  33. Drag Paradiddle #1
  34. Drag Paradiddle #2
  35. Lesson 25
  36. Single Ratamacue
  37. Double Ratamacue
  38. Triple Ratamacue
  39. Multiple Bounce Roll
  40. Triple Stroke Roll

A continuación podrás ver un video de cada uno de los 40 rudimentos de batería.

Aquí puedes practicar os 40 rudimentos: Te recopilé en este post la lista de videos de Drumeo en la que  puedes practicar cada uno de los ejercicios. Son videos cortos y centrados en explicar en detalle, por lo cual pienso te serán de mucha utilidad.

La lectura (Solfeo)

La lectura en la batería es vital no sólo para los rudimentos, si no para la lectura de los ritmos y todos los ejercicios que te vas a topar en este camino .

Para iniciar en la lectura lo primero que debes aprender son las notas musicales basadas en los tiempos (Como ejemplo visual, el Tiempo es cada “Beat del metrónomo):

Redonda (4 tiempos), Blanca (2 Tiempos), Negra (1 Tiempo), Corchea (1/2 Tiemo), Semicorchea (1/4 Tiempo), Fusa (1/8 Tiempo) y Semifusa (1/16 Tiempo).

Luego prosigue conocer el pentagrama. En la batería es más sencillo aprender el pentagrama. Como sabes, el pentagrama se compone de 5 líneas donde se distribuyen las notas y los signos musicales.

En el caso de la batería cada elemento ocupa un espacio en el pentagrama, en el orden de abajo hacia arriba es: hi-hat (con el pie), bombo, paila, toms, redoblante, hi-hat y ride.

Esto es sólo una explicación muy, muy, pero muy resumida;  ya que la lectura es toda una antología de muchos volúmenes.

Si no has comenzado con la lectura de la batería, es recomendable que comiences a profundizar poco a poco en el tema. En realidad es apasionante y cuando estás en ello logras notar el avance.

Notas musicales para comenzar a leer las partituras de batería.

3. Ritmos y estilos

La música tiene infinidad de géneros musicales y la gran mayoría de ellos utilizan la batería.

No es necesario saber tocar todos los géneros musicales para ser un buen baterista, de hecho, la mayoría de músicos se especializan en uno o pocos de ellos.

Explorar diferentes variaciones no te hará daño y es de gran necesidad profundizar en la práctica de tu estilo favorito, para que así logres desarrollar las habilidades necesarias para acompañar cualquier canción.

Existe mucho material para ensayar los diferentes ritmos musicales. Te aconsejo que practiques los diferentes estilos musicales para que puedas explorar variaciones e interiorices los ritmos de tu género favorito para que tu “groove” sea más natural.

Te aconsejo que los practiques en video y consigas un libro con ritmos para que así ejercites de paso la lectura.

4. Breaks, cambios y solos

Esto es en realidad los breaks, los cambios y los solos se pueden tomar como parte del ritmo. Lo que sucede es que estos son los que van a identificar tu estilo. Son el condimento que dan el sabor a tu marca personal.

Los cambios son los que marcan las variaciones en la pieza musical, un cambio puede ser pasar de tocar un ritmo a otro, un cambio en la intensidad o bien, simplemente pasar de tocar desde el hi-hat hacia el ride. 

El “solo” es el momento en el que haces lo que te venga en gana y explotas tu creatividad.Claro apegado al tiempo.

El break es la combinación del cambio con el “solo”, o sea, que cuando te toque hacer una variación, la rellenes con un pequeño “solo de batería”, con algo que te identifique, que tenga tu nombre.

Es vital practicar mucho hacer cambios simples y en aplicar de manera libre lo que sabes, para que cuando realices un “break” este te salga fluido, natural y sin parecer forzado.

5. El Tiempo

Si me preguntas que te de sólo un consejo de cómo ser un mejor baterista, sin dudarlo te diría que es el tiempo. Mantener el tiempo y por consiguiente llevar el ritmo en la música, es la raíz de todo.

Es sólo una palabra aunque en realidad lleva mucho trabajo y disciplina. Lo imprescindible es que cada vez que practiques lo hagas apegado a un tiempo definido, para que este se te vaya interiorizando.

El metrónomo a mano siempre.

Puedes hacer breaks geniales, dominar varios ritmos; pero si no lo haces apegado al tempo, de nada sirve ese trabajo.

El calentamiento, los ejercicios de técnica, los rudimentos y la lectura, los ritmos, los breaks, los cambios y los solos; todo si excepción se debe practicar con un metrónomo, apegados al tiempo.

La velocidad se debe practicar incrementando la velocidad, guiados por el metrónomo.

Siempre con metrónomo. La regla principal del baterista.

6. Groove o swing

Para esto no hay ejercicios en específico. No se le puede decir a un baterista, “a ver toca con mucho Groove”, porque no es posible.

Los musicólogos y otros académicos empezaron a examinar el término de «groove» en los noventas. Se ha afirmado que el «groove» es una «comprensión del patrón rítmico», o bien un «sentimiento», y «una sensación intuitiva» de un «ciclo en movimiento», que brota desde «patrones rítmicos esmeradamente preparados», que ponen en movimiento al oyente.

Hablando en nuestro idioma, el “Groove” es el Sabor, es eso que te hace mover la cabeza y los pies, lo que te hace desear bailar y cantar.

Hay muchas discusiones al respecto, pero la verdad es que el Groove se tiene o no se tiene.

Claro, si practicas los ejercicios bien apegados a los tiempos , disfrutas la música y amas tocarla; el Groove llegará a ti sin que te des cuenta si quiera.

7. Practicar junto a otros instrumentos o con canciones (oído)

Practicar y aprender en solitario es vital para ser un mejor baterista. Aunque todo ese trabajo que se hace es con un fin y ese es tocar junto a otros musicos, con acompañamiento de otros instrumentos y hacer música.

Poniendo como ejemplo el aprendizaje un idioma con el de la batería, o cualquier otro instrumento:  escuchar canciones y acompañarlas o practicar en unión con una guitarra, una voz, un piano y un bajo, viene siendo lo que en un idioma es la conversación.

Es que tocar un ritmo en solitario a practicarlo en conjunto existe un mundo de diferencia. Las notas, cada golpe encuentra sentido, cobra vida. El oído se entrena, se pone atención a las intensidades, los cambios de ritmo y cambios emotivos del tema musical; en fin es la razón por la que se hace todo esto.

Si no has encontrado amigos con quien tocar, ponte los audífonos y trata de acompañar tus canciones favoritas. Experimenta y notarás los avances.

Hay que aprender a sentir e interpretar la música.

Conclusión

Esto son 7 tips clave que te ayudarán a descubrir cómo ser un mejor  baterista. Quizá existan más, pero para empezar no está mal que te pongas con ellos. Lo principal es mantenerse y disfrutar.

Trata de avanzar en todos estos puntos de manera balanceada, si algo no te sale pasa al siguiente y regresa a ello después, verás que se te hace más fácil.

Sobre todo, utiliza el metrónomo.

Si investigas, prácticas y sobre todo te diviertes; casi sin notarlo, llegarás a ser un buen baterista.

Te parece bien, ¿quizá tengas otro valioso punto que agregar?.

¡Felices Beats!.

0/5 (0 Reviews)

Temas Relacionados

¿Alguna duda, algo que agregar?... Comenta.

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Olman Mora de Baterista.blog.
Finalidad: Moderación y publicación de comentarios.
Destinatarios: No se comunican datos a terceros.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, exportar y suprimir tus datos.

avatar
  Enviar  
Notifícame de